De ruta por Lombok (días 260-263)

publicado en: Indonesia | 0

Para poder visitar Lombok pensamos en alquilar una moto y recorrer la isla con una mochila pequeña. Las paradas obligatorias eran los alrededores del volcán Rinjani, en el noreste de la isla, y las playas del sur. Descartamos visitar uno de los principales reclamos turísticos: las islas Gili. Ya habíamos estado en las islas de Karimunjawa y habíamos oído rumores de que estas islas estaban algo sobrevaloradas, así que nos centramos en el roadtrip motero. Nuestra base fue Mataram, la capital de Lombok, donde creíamos que encontraríamos los precios más competitivos, pero no fue así. Por algún motivo que no supimos, los alojamientos y las motos estaban muy solicitados y tenían precios bastante más altos de los que esperábamos. Podíamos haber optado por ir a Senggigi, donde hay mejores ofertas; pero ya estábamos allí y sólo teníamos 3 días para sacarle el máximo partido a nuestra visita. Además, el autobús hacia nuestro siguiente destino, Flores, salía desde, allí así que tras pasar la primera noche en Mataram salimos hacia el norte.

 

El objetivo del primer día era ver el Rinjani (si las nubes lo permitían), visitar un par de cascadas situadas en sus faldas y continuar por el camino de montaña hacia el sur. La gran mayoría de viajeros visita el Rinjani con un trek de 3 días que pasa por el lago que este volcán alberga en su crater. Los más animados se pegan un chapuzón refrescante y si se tiene suerte, se puede disfrutar de bonitos amaneceres. Incluso, en días despejados, es posible ver las Gili, Bali y prácticamente Lombok entero. Nosotros habíamos decidido, que por el tiempo irregular que teníamos, exploraríamos más el resto de la isla en vez de hacer más tiempo aquí. Además coincidió que unas semanas antes había entrado en erupción, dando un buen susto a unos cuantos turistas, por lo que no había necesidad de arriesgar. Pero nos hacía ilusión ver el volcán, así que recorrimos la carretera que pasa más cerca de él. Tuvimos algunas buenas vistas, pero las nubes que lo rodeaban no nos dieron suficiente tregua como para sacar una buena instantánea. Sin embargo, el recorrido mereció la pena. Además del paisaje salvaje y los pueblo autóctonos que vimos desde la carretera, las cascadas Sendang Gile y Tiu Kelep completaron la jornada. En especial el segundo, que tiene un salto de agua que se aleja bastante de la pared vertical.

 

Dudamos si seguir conduciendo hasta la costa sur de Lombok ese mismo día o parar en el camino. Los alojamientos que encontrábamos eran muy caros para lo que habíamos visto en la isla y extremadamente cutres para el precio que nos ofrecían. Pero al final encontramos unas cabañitas, que aunque sencillas, nos parecieron suficientes para pasar la noche. Dimos una vuelta por Sembalun (el pueblo perdido en donde nos alojábamos) y tuvimos unas cuantas sorpresas. Por una parte, un grupo de hombre jugando con peonzas enormes, y por otro lado, descubrimos un pequeño cuchitril donde servían un delicioso bakso telur. Con el frío que hacía, este caldo de carne con albóndigas y un huevo duro camuflado de albóndiga (nos dejo alucinados) nos entró de cine; y nos entretuvimos con los locales que intentaban ayudarnos sin saber cómo y sin nosotros necesitar ninguna ayuda realmente. ¡Qué situaciones más graciosas vivimos cuando no se habla el mismo idioma pero la gente es majísima!

 

Al día siguiente madrugamos para aprovechar al máximo el día de playa. Recorrimos pueblos algo más grandes y paisajes no demasiado llamativos y a media mañana llegábamos a Kuta. Nos encontramos con tropecientos alojamientos. Desde “homestays” que parecían resorts de pulserita; hasta resorts de verdad. La verdad, que no sabemos en el que basan para llamar “homestay” a unas cabañas individuales con terraza, piscina y jardines, todo totalmente nuevo y con una recepción en la entrada, pero será que no sabemos del tema. La cuestión es que tras buscar y buscar, y preguntar aquí y allá, encontramos nuestra modesta pero estupenda habitación con terracita. Dejamos las cosas, nos pusimos los bañadores y nos fuimos directos a la playa. En esta zona hay varias playas, tanto a izquierda como a derecha de Kuta, que al parecer merecen bastante la pena. Nosotros nos guiamos de las recomendaciones de nuestros amigos de Viatgers Inquients para elegirlas. Sin embargo, decidimos que más que ver playas, queríamos “disfrutar de la playa”, así que elegimos una para cada día. Además, existe una mafia en Lombok con el tema del parking de motos y es obligatorio pagar para que te “vigilen” la moto en cada playa (aunque sólo la vigilan hasta las 17h o 18h); por lo que no teníamos necesidad de ir cambiando de una a otra.

 

Hacia el este, elegimos Tanjung Aan; hacia el oeste, Mawun; y dejamos de lado Selong Belanak, una de las más famosas de Lombok. Ambas nos parecieron muy bonitas y con un color de agua espectacular. De todas maneras, parece que la primera no se encontraba en su mejor momento. Tanto la arena como el agua estaban llenas de algas que “afeaban” el paisaje y un insoportable viento hacía imposible estar tranquilos. Además, la cantidad de vendedores ambulantes resultaba un tanto agobiante. En la Mawun Beach en cambio estuvimos la mar de a gusto. El sol quemaba, pero un enorme árbol (el único que había) daba sombra suficiente para todos los que nos encontrábamos allí. Unos nubarrones intentaron asustarnos, pero al final el sol les gano la batalla y pasamos un día maravilloso de tranquilidad, sol y baño.

Tanjung Aan
La playa de Tanjung Aan
Mawun
La playa Mawun

 

El día que volvimos a Mataram nos embarcamos en un largo trayecto para ir unas cuantas islas al este de Lombok. Entregamos la moto, recogimos nuestras cosas y al mediodía nos subimos a un bus. El bus nos cruzaría en ferry hasta la siguiente isla, Nusa Tenggara, y la cruzaría prácticamente entera. Tuvimos suerte y en Bima, nuestro destino, había otro autobusillo esperándonos para llevarnos al extremo este, donde casi de seguido, enlazamos con el último ferry. Un trayecto de un día entero que resultó mucho más cómodo de lo que parecía que sería. Así nos plantamos en Labuan Bajo, isla de Flores, donde, por fin, ¡volveríamos a adentrarnos en el mundo submarino!

Ferry
6am. El último ferry del trayecto, el que nos llevaría a Flores. El primer chapuzón de los niños del pueblo antes de ir al cole

 

Información práctica

Transporte
  • Alquiler de moto en Mataram: Rp.75000/día en Oka Guesthouse
    • En Puri Homestay las encontramos a Rp.50000/ día, pero tienen pocas y no tenían disponibilidad
  • Bemo amarillo alojamientos – terminal Mataram: Rp.5000
  • Trayecto Mataram – Labuan Bajo
    • Autobús Mataram – Bima: Rp.190000 (14h) – Empresa Surya kencana
      • Incluye el autobús, el paso en ferry entre islas y cena.
    • Autobús Bima – Sape: Rp.30000 (1h30)
    • Ferry Sape – Labuan Bajo (Flores): Rp.55000 (6h)
Alojamiento
  • Mataram
    • Oka Guesthouse: Rp.125000 habitación doble con baño privado, agua fría, terracita, desayuno y wifi.
    • Otras opciones:
      • Internasional Guesthouse: Rp.50000 habitación doble con baño privado sin wifi ni desayuno. Cutre, pero si no se necesita internet, hace para una noche
      • Astri Homestay: Rp. 100.000 habitación doble con baño privado, agua fría, desayuno y wifi.
  • Sembalun
    • Paer doe 2: Rp.100000 habitación doble con baño compartido y agua fría.
  • Kuta
    • Sawe Homestay: Rp.125000 habitación doble con baño privado, terracita, agua fría, wifi y desayuno.
Actividades
  • Entrada a las cascadas Tiu Kelep y Sendang Gile: Rp.10000
    • Parking de moto: Rp.5000
      • Creemos que tal vez hubieramos podido evitar el pago del parking; pero íbamos tan concienciados de que tendríamos que pagar, que ni lo intentamos.
  • Parking de moto en la playa Tajung Aan y Mawun: Rp.10000
Recomendaciones y sugerencias
  • Es mejor ir hasta Sengiggi y hacer la ruta desde allí. Al haber más competencia seguro que precios de alojamiento y alquiler de motos son más económicos.
  • Si estáis con ganas de algo grasiento, al inicio de la calle con más alojamientos y bares de Kuta, por la noche, hay un hombre que vende pollo frito a Rp.5000 la pieza. Enfrente hay un restaurante con precios de platos de arroz razonables.
  • El Alfamart es de los más barato de Lombok en cuanto a provisiones básicas tipo agua y galletas.

Share

Dejar una opinión